Skip to content

NO SOLO FUERON VACUNAS

Febrero 17, 2021

 LA SALUD MENTAL DE LOS PERUANOS Y LA PERDIDA DE LA ESPERANZA

Ya se encuentra definido a que la corrupción es un problema de salud mental, la corrupción implica el déficit como la falta del comportamiento ético.

Con las actuales noticias recibidas, el efecto de lo visto impacta en la salud mental nuevamente, donde la ciudadanía pierde la credibilidad en sus autoridades, se confrontan las creencias en relación a la equidad con el otro y “la esperanza” se diluye.

 

La esperanza en una sociedad justa ya es un gran problema que arrastramos, no es poco, es muy grande en el sentido de convivencia pacifica con el seguir normas, reglas y leyes. Seguir con los sueños, expectativas y el creer en un futuro de cada persona, comunidad como grupo humano. A nivel social la depresión, rabia e impotencia se imponen en la sociedad con esta falta de ética personal en quienes nos guían, donde primo el bienestar personal y no el de grupo.

No solo fueron vacunas, también es otro duro golpe al psiquismo individual como colectivo que lo empuja a una nueva crisis, donde no se sabe como responder ante el beneficio de un grupo pequeño. En metáfora: Estamos en un desierto con un pequeño oasis, se privatiza y solo acceden unos cuantos. En esta imagen, básica, la población se re-impacta, la traumatización en el otro se hace presente y nuestra sociedad pierde el pulso. Lo cual nos lleva a pensar que cuando esta pierda el oxigeno, entraremos en otro momento de anomia. Lo cual se debe de evitar. 

El darle un nuevo sentido de vida a la población es fundamental.  Donde la esperanza vuelva a crecer. Sin esperanza, hay muy poco. El gobierno tiene que actuar prontamente, se calienta el escenario.

La salud mental de la población ya se encuentra golpeada por los efectos, confinamiento, perdidas laborales, estilos de vida, etc.,  y con lo que vivimos ahora estamos ante un efecto que impacta la salud mental de la población a nivel general. No existen pastillas para la desesperanza.  Ya vivimos una escena anterior con salgo trágico. 

Se tiene que desterrar que existen ciudadanos de primera clase privilegiados y ciudadanos de tercera categoría, se tiene que priorizar por bienestar psicológico de los peruanos en base a la equidad como la razón.



Dr. Alvaro Silva Tavara

Psicólogo – Psicoterapeuta